Inversión fija reporta mayor retroceso en últimos tres años

La inversión fija bruta en el país durante febrero cayó 2.5 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado, la mayor caída desde noviembre de 2013.

Aunque el gasto de inversión en maquinaria y equipo continua avanzando, el sector de la construcción ha sido el elemento que ha restado dinamismo al indicador, sobre todo en el segmento de obra pública, que ha resentido los recortes al gasto de gobierno desde el año pasado.

Alejandro Cervantes, subdirector de análisis económico de Banorte, explicó en un reporte que el retroceso observado en la inversión fija se explica por el descenso en la construcción no residencial, la cual comprende en su mayoría inversión pública, tanto en infraestructura, como en la perforación de pozos petroleros.

Según cifras desestacionalizadas del Inegi, la inversión en construcción se contrajo 4.1 por ciento en términos anuales, hilando dos meses de caídas a la misma tasa. Pese a que la inversión en obras residenciales se fortaleció en este periodo, con un alza anual de 5.1 por ciento, la más importante desde noviembre pasado, los proyectos no residenciales se desplomaron con el peor resultado en cerca de 15 años.

Frente a febrero de 2016 la construcción no residencial cayó 11.7 por ciento, acumulando 19 meses en terreno negativo, pero también evidenciando el descenso más significativo desde octubre de 2001.

Pese a que mes con mes la inversión en maquinaria y equipo se mantuvo sin cambios, a tasa anual mostraron un repunte de 3.7 por ciento, por el componente de capital fijo de origen nacional, inversión que aumentó 10.3 por ciento en el mismo periodo.

“La inversión en maquinaria y equipo se mantuvo en el mismo nivel del mes anterior derivado de la contracción de 1.2 por ciento mensual en el componente importado”, explicó Cervantes, y añadió que por otra parte, la compra de ese tipo de bienes avanzó uno por ciento a tasa mensual.

El especialista sostuvo que las cifras de febrero validan su perspectiva de una desaceleración en la inversión fija bruta en el país, en el marco de los recortes fiscales que el gobierno federal implementó para lograr una consolidación fiscal.

Además, otro factor que podría mermar la inversión es la incertidumbre que aún se respira ante el impacto que se prevé de las políticas de la administración de EU sobre la actividad económica del país, situación por la que se advierte que las empresas han postergado sus proyectos.

El Financiero

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *