Tecnologías y redes sociales plantean nuevos retos: magistrado electoral

El magistrado electoral José Luis Vargas Valdez advirtió que las nuevas tecnologías y, en especial, las redes sociales están cambiando, lo que plantea nuevos retos para garantizar el Estado de derecho y la legitimidad democrática.

El magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dijo que los cambios se observan en la construcción del conocimiento y las opiniones, así como en las formas de participación política.

Al participar en el IV Foro Internacional “El estado de la democracia en América Latina: 40 años desde la tercera ola de la democracia”, expuso que el reto de las instituciones es encontrar las herramientas legales que permitan tutelar la libertad de expresión y el principio de equidad.

Dichos cambios, explicó, se pueden observar en la construcción del conocimiento y las opiniones, en las formas de participación y activismo político, así como en los valores que subyacen a la visión de un Estado liberal.

“Estos cambios magnifican, a su vez, el fenómeno de la post verdad o la tendencia a difundir y creer datos falsos con fines propagandísticos”.

Agregó que todo esto influye en los procesos democráticos y plantea nuevos retos para garantizar el Estado de derecho y la legitimidad democrática.

Respecto de las noticias falsas (fake news) y los efectos de la “post verdad”, señaló que se trata de un fenómeno complejo que no puede quedar al margen de la ley, porque trastoca la vida pública e influye negativamente en el sistema democrático al pretender manipular la voluntad popular.

“Ante este problema, el reto de las instituciones es encontrar las herramientas legales que permitan tutelar la libertad de expresión de los ciudadanos y el principio de equidad en las contiendas”, subrayó.

Indicó que para ello el sistema legal y sus operadores deben despejar interrogantes como quién tiene la responsabilidad de los efectos nocivos de las noticias falsas, qué jurisdicción debe imperar y tener presente el grado de irreparabilidad del daño.

Por otro lado, la información creada y compartida a través de redes tiene múltiples autores, lo que hace difícil encontrar su origen e identificar a los responsables de ilícitos electorales, anotó.

Además, los “bots” y “trolls” pueden posicionar un tema sin que sea posible verificar la fuente o la veracidad de la información, por lo que el fenómeno de la “post verdad” puede magnificar el problema.

“Esto podría afectar la equidad en la contienda y facilitar que agentes externos influyan en las campañas y sus resultados, porque si bien hay más disponibilidad de información en realidad los usuarios tienden a recibir sólo información relacionada con sus intereses y comportamientos”, subrayó.

“Lo anterior fortalece el fenómeno de la post verdad y dificulta medir y probar el impacto de la información en las elecciones”, aseveró ante académicos, exjefes de Estado, funcionarios públicos y actores políticos de América Latina.

Durante su participación en el foro que se lleva a cabo en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana, destacó que entre los dilemas jurídicos que se pueden presentar en una elección, en relación con el uso de las nuevas tecnologías, está el conflicto entre la libertad de expresión.

Asimismo, dijo, la equidad en la contienda y los derechos a la veracidad en la información electoral.

También se puede presentar un conflicto entre la libertad de comercio y la equidad en la contienda, cuando se trata de garantizar el acceso igualitario de todos los competidores en las redes sociales, expuso.

Además, agregó, se presenta la dificultad para probar los efectos de la interacción virtual en la competencia electoral e identificar a los responsables de cometer infracciones.

ntx

You must be logged in to post a comment Login